miércoles, abril 15, 2009

Nuevo proceso de selección de profesores

Como ya sabíamos, el proceso de selección de profesores de español del Instituto Cervantes será diferente a partir de la convocatoria pública de este año, que, suponemos, tendrá lugar en los meses de mayo o junio.

Enlace a la descripción del nuevo proceso.
Enlace a los nuevos temarios para dos de las pruebas escritas: el tema y la secuencia didáctica.

Apenas hay cambios en la primera fase -concurso de méritos-, únicamente la exigencia de "competencia comunicativa suficiente" en inglés o francés. Además, no se enumera la estancia en el país solicitado entre los méritos a valorar. ¿Deducimos de ello que la residencia o los años de estancia en el país donde se saca a concurso la plaza han dejado de puntuar?

Las mayores y más importantes novedades se dan en la segunda prueba: la prueba escrita. Sube considerablemente la dificultad de esta fase, al aumentar el número total de temas de 10 a 35, y con la introducción de una nueva prueba: un comentario de texto. Esto invita a creer que aumentará también el número de candidatos seleccionados por plaza. Es decir, si antes pasaban el corte del concurso de méritos diez candidatos por cada plaza convocada, ahora, al ser más difícil superar la prueba escrita, y por tanto presumiblemente mayor el número de candidatos que queden descalificados, el porcentaje de seleccionados según los méritos deberá ser mayor, con la finalidad de asegurar un número suficiente de personas para cubrir finalmente las plazas convocadas. Esto, desde luego, es tan sólo una deducción nuestra.

Por último, la tercera fase -entrevista- permanece tal cual. O lo que es lo mismo, sigue siendo igual de arbitraria y sus criterios de evaluación igualmente ambiguos y misteriosos. De manera que pueden volver repetirse las misma situaciones de años anteriores, en las que candidatos con méritos de sobra y una buena calificación en las pruebas escritas terminen siendo apeados de la selección por extraños motivos. Esperamos, por ello, que el Instituto acceda a la solicitud de los sindicatos y permita la presencia de representantes sindicales en las entrevistas.

En resumen, las exigencias para formar parte de la plantilla de profesores del Instituto Cervantes cada vez son mayores. De esta forma, cabe pensar que el nivel general de formación del profesorado también será mejor, algo que, sin duda, agradecerán todos los centros. Por tanto, no tenemos en principio ninguna objeción a esta mayor profesionalización, siempre, evidentemente, que el proceso de selección sea limpio y transparente.

Sin embargo, sí queremos dejar a modo de reflexión la siguiente crítica sobre el desequilibrio profesional que este hecho va a producir. ¿Qué sentido tiene contar con una plantilla altamente cualificada, si a la postre, las personas encargadas de dirigir y optimizar el rendimiento del centro siguen siendo elegidas a dedo, sin tener que demostrar en ningún momento su idoneidad para el cargo?

Mientras no se les exija el mismo nivel de profesionalidad y preparación a los directores de los centros, el funcionamiento y el rendimiento real (no estadístico) de los Cervantes seguirán viéndose entorpecidos por la incompetencia de sus principales responsables. La profesionalización del personal debe de ir acompañada de la profesionalización de los cargos. Parece tan obvio...

Lo contrario es eternizar una situación que muchos hemos vivido, la de ver a un profesor o jefe de estudios con vasta experiencia y alta cualificación, atados de pies y manos ante el desconocimiento y mal hacer del director de turno, cuyos méritos remiten a su círculo de amistades.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con el análisis que hacéis. Creo que por lo menos se empieza a ver una luz al final del túnel, ya que estas modificaciones le dan un poco más de seriedad al proceso de selección. Cabe esperar que no sea apenas una cortina de humo para seguir cometiendo arbitrariedades.

Aprovecho la ocasió para daros la Enhorabuena por el blog.

falerea dijo...

En mi opinión, la realización de pruebas escritas en las oposiciones es un retraso que no existe en casi ningún país de Europa. ¿De verdad pensáis que escribir en dos horitas un tema teórico aprendido de memoria demuestra algo?
La entrevista personal también tiene -acusadme de ingenuo- sus criterios.
Y el CV a veces sólo demuestra que uno se ha apuntado a todos los cursos que ha visto para sumar puntos, pero no hay otra cosa de qué fiarse.
Las oposiciones son una rémora decimonónica que debería eliminarse.

malasombra dijo...

Muy de acuerdo con el comentario de falerea. Se miden conocimientos, pero no actitudes, ni destrezas -nunca mejor dicho. Y así está el patio, que te encuentras a cada profesor y profesora de plantilla, con sus cursos y sus máster y doctorados, que se dedican a contar batallitas o marujeos en clase hasta aburrir a las ovejas, y que se creen que trabajar con el vídeo en el aula es colocarles un capítulo del cuéntame o un documental sobre Picasso de 2 horas.

Felicidades a todos los currelas cervantinos por la destitución del Tijeras. No todas las semanas se cargan de un plumazo a un directivo negrero y a un ministro fanfarrón.

Chavalote dijo...

Si los médicos de la Seguridad Social o los ingenieros del Ministerio
de Fomento fueran escogidos siguiendo los mismos criterios que se usa para
escoger a los directores de los Cervantes, sería escalofriante...

Aunque, bien pensado, realmente es el mismo sistema que se utiliza para
escoger a los ministros de Fomento...

Anónimo dijo...

Y las delhicias de un centro que hace siglos que debería estar abierto?

http://www.elmundo.es/elmundo/2009/04/29/cronicasdesdeasia/1240993078.html

MISMA-ZZZ dijo...

Qué decir ante la mala gestión en la selección de personal, y que decir cuando vamos de mal a peor.
Os felicito y agradezco la creación y mantenimiento de vuestro Blog.

Web Statistics