lunes, marzo 31, 2008

Olvido Garcia Valdés, directora del IC de Toulouse despide a una compañera

Olvido García Valdés, directora del IC de Toulouse despide a una compañera.

La noticia aparece publicada en un diario francés: La depeche. Colgamos aquí el enlace de la noticia para que puedan leerla aquellos que hablen francés.

Para los que no dominen la lengua del país vecino, aquí tenéis la traducción:

Profesora de español en el Instituto Cervantes desde 1995, Ana Martínez hizo ayer constatar ante un oficial de justicia que se le prohibía el acceso al aula.

Despedida por teléfono después de 29 contratos temporales

En el Tarn, una empleada consiguió que condenaran a la Poste por haberle realizado 574 contratos temporales en 19 años. Sin aspirar a batir este triste récord, Ana Martínez ha acumulado 29 contratos temporales desde 1995 en el Instituto Cervantes. Sin contrato desde el mes de octubre, ha continuado impartiendo clase. Un mes y un día más tarde, la ley considera que ella tiene un contrato indeterminado. Sólo que antes de ayer, la directora del Instituto, Olvido García Valdés ha comunicado a Ana Martínez su despido por teléfono, desentendiéndose así de todo procedimiento legal. Al mismo tiempo, Ana se enteró de que el Instituto, que ofrece cursos de español y promociona las culturas hispánicas, empleaba a un profesor con contrato indefinido para el mes de septiembre.

Doce años de precariedad

Así pues, ayer por la mañana, a las 9,30, se presentó en el Instituto Cervantes, rue des Chalets, acompañada por el señor Xavier Arnaud, oficial de justicia, para que éste constatara que en adelante tenía prohibido el acceso. A su llegada, numerosos colegas le expresaron su apoyo. En opinión de la mayoría, estas prácticas son habituales en los Institutos Cervantes del mundo entero. “En algunos países, el derecho laboral permite hacer cualquier cosa. En Francia no. Lo que ha sucedido esta mañana no es sorprendente. Se veía venir”, observa uno de ellos.

Para el abogado de Ana Martínez, el señor Alexandre Parra-Bruguière, no se puede aceptar tal acumulación de contratos temporales: “Encima de que se la ha mantenido en la precariedad durante más de doce años, es víctima de un despido abusivo”, dice en conclusión. Dado que no han podido verse con la directora, el abogado y su clienta se han entrevistado con una administradora. Olvido García Valdés reprocha a Ana Martínez el haber abusado del Instituto al no firmar su trigésimo contrato para conseguir un contrato definitivo. El señor Parra-Bruguière exigirá al comienzo de la semana, por correo certificado, la restitución de Ana Martínez a su puesto. Caso contrario, solicitará el consejo de los miembros de la Magistratura del Trabajo.

A pesar de nuestros múltiples requerimientos en persona, por teléfono o por correo electrónico, ayer, Olvido García Valdés nos comunicó que se negaba a dar explicaciones sobre los contratos temporales repetidos en el Instituto, sobre la ausencia de procedimiento para el despido, sobre sus métodos de gestión personal. Algunas personas hablan de acoso, presión, autoritarismo, etc.

Ana Martínez reclama su restitución en el Instituto Cervantes. De lo contrario, su abogado, el señor Alexandre Parra-Bruguière acudirá a la Magistratura del Trabajo.

Foto DDM, Thierry Bordas.

Publicado el 14 de marzo de 2008 a las 09:59 | Autor : Jean-Louis Dubois-Chabert


¡Ser premio de Nacional de Poesía para esto! :(

¡Ánimo, Ana! Estamos contigo.

18 comentarios:

jon dijo...

Hay que tenerla de cemento. ¡Qué forma de tomarle el pelo a la gente! Y esta señora, ya podía reservar un poco de su "sensibilidad poética" para tratar con más respeto a las personas. Tanto éxito profesional y, sin embargo, se comporta como un ignorante cacique de república bananera.
¿Qué catadura ética y moral tiene este tipo de gente? ¿Qué valores humanos poseen? ¿Dónde perdieron la dignidad? ¿No les da ninguna vergüenza comportarse con tanta mezquindad?

Se ha cubierto usted de gloria, Sra. García-Valdés.

Convergüenza dijo...

Y esta Sra.García-Valdés, que a mí personalmente me parece que no tiene vergüenza, ¿como ha conseguido su trabajo?

jon dijo...

Pues como la mayoría de los directores del Cervantes: a dedo.

Es así desde que el tiempo es tiempo, con PSOE y con PP. El principal mérito profesional en gestión de centros culturales de los directores cervantes es: "ser amigo de".

Y decía el ministro que había que acabar con las designaciones a dedos en los cargos de cultura. ¿Y cómo fue él director del Cevantes? ¿Por oposiciones?

nepotismo, encchufismo, ombliguismo, divismo,... son algunos de los códigos internos de funcionamiento del IC.

Anónimo dijo...

Efectivamente, tal como dice Jon, ese es el problema de muchos cargos similares, llegan al mismo a dedo y luego o les queda grande o bien pasan de hacer su trabajo.
Y por supuesto, que integridad podemos esperar de gente asi?

Claro que todo son hipotesis, realmente no conocemos completamente el caso ni a la Sra. Garcia-Valdes, aunque permitir 29 contratos temporales no dicen mucho en su favor.

Anónimo dijo...

mi pregunta es la siguiente:¿por qué designar a poetas/escritores como directores de los centros? ¿por qué el cervantes, que vive de la docencia no contrata como directores a expertos en el tema de la enseñanza o la lingüística? Al fin y al cabo, tras los canapés y las inauguraciones la labor fundamental del cervantes es la de la enseñanza... No estaría mal que los directores tuvieran claro lo que implica enseñar, organizar programas y fueran más conscientes incluso de las necesidades de sus profesores o del equipamiento de los centros. No digo que la cuestión cultural haya que olvidarla, pero mi impresión es que sería fundamental que las personas que dirigen los centros tuvieran también interés por la cuestión docente.
Quizás me equivoque y no sea así en todos los centros pero, no creo que sea justo que las direcciones se adjudiquen solo a personas con este perfil.

Anónimo dijo...

Por desgracia esto es lo que hay en España. Los que no estemos contentos será mejor que nos busquemos las habichuelas fuera del país........Tanto que presume el gobierno actual de ser la octava potencia mundial. Me río yo de eso, el ser potencia mundial también se demuestra con una legislación y un derecho laboral acorde a esa posición. En el fondo, España sigue siendo tercermundista.

Anónimo dijo...

Una verguenza. El responsable es Moratinos. Id a Santacruz a pedir responsabilidades.

Anónimo dijo...

A anónimo #5. La principal función del Instituto Cervantes no es la enseñanaza. Teóricamente es la difusión de la lengua y la cultura españolas por el mundo, en la práctica, es una academia privada de idiomas montada con subvenciones públicas. La actitud del IC de Francia es la misma que la de todos los IC que conozco: sus dirigentes son escogidos por un criterio de amiguismo, y éstos utilizan el mismo criterio para contratar de manera fija a su personal. Para los eventuales, simplemente se les explota, como es el caso de la noticia.
Ni siquiera el examen DELE (unico examen oficial de español como lengua extranjera) se salva de la quema. Si en algún centro no se gana dinero, esto es, si no hay suficientes alumnos como para ganar dinero, no se hace el examen (gran prestigio que supone esto, sí señor).
Termino con una anécdota real. Cuando fui a Rusia a vivir una temporada como profesor de español, me pasé por el IC de Moscú a ver si podían darme algo de material para mi escuela, que no tenía absolutamente nada. Amablemente, me dieron una alfombrilla para el ratón con el logo del IC.
Sin comentarios...

Miguel dijo...

por desgracia vivimos en un Pais donde los derechos del trabajador, practicamente no existen...

jon dijo...

El otro día me decía un compañero: "el español es una lengua bastante fuerte. Avanza a pesar del Cervantes" ;)

Anónimo dijo...

"Olvido García Valdés reprocha a Ana Martínez el haber abusado del Instituto al no firmar su trigésimo contrato para conseguir un contrato definitivo"

Más claro agua.

Además, Olvido García Valdés es una divinidad y como tal tiene derecho absoluto sobre los mortales a tomar las decisiones que le vengan en gana.

falerea dijo...

¿Qué ha pasado al final con este caso?

Los arrendados dijo...

En su día se explicó que Olvido García Valdés había dimitido como directora.

Se supone que como consecuencia de todo esto, pero nunca se ha llegado a aclarar si la dimisión fue de motu propio o una "invitación" de la sede.

La situación de la profesora Ana Martínez creemos que sigue pendiente de resolución en la magistratura de trabajo. No tenemos más datos.

un saludo.

Anónimo dijo...

Anda.... la que está liando Zapatero!! jajajaja

Anónimo dijo...

Hace demasiado tiempo de esto y me akbo de enterar... podeis critikr su trabajo como directora xro núnk os metais con su persona pues, os puedo asegurar, q es maravillosa. Jamás tuve ni tndré una profesora como ella.

profesora dijo...

Desde luego, anónimo de julio, mírate como escribes, menuda profesora que debió de ser.

Anónimo dijo...

También fué profesora mía, y obviando su labor como directora, para mí es la mejor profesora que he tenido. Me abrió los ojos, y me arrepiento de no haberla hecho caso en multitud de ocasiones....ahora que pasó el tiempo, me doy cuenta de que tenía razón.

Un beso Olvido...jamás te olvidaré.

Anónimo dijo...

Es impresentable haber puesto al frente de un IC a alguien tan carente de preparación. Los premios de esta persona están claramente sobrevenidos y se benefició de la coyuntura política, como cuando le dieron el premio de poesía con su compañero sentimental en el jurado

Web Statistics